Reflexión y análisis presonal de mi actuación en la Copa del Mundo Frontón 2020

 

Campeones de Frontenis Masculino, equipo de España

Conrado, Oliver, Iván, Pablo y Jorge

Con la tranquilidad que siente uno al llegar a casa después de emociones tan fuertes, es momento de echar la vista atrás y reflexionar sobre todo lo acontecido durante la última semana en La I Copa del Mundo de Fronton 2020 en Le Haillan (Francia).
Lo cierto es que había incertidumbre porque era la primera vez que competíamos a nivel Internacional en Paleta Goma Individual, y no sabía que nivel tendría a comparación con el resto de jugadores, aún así, uno siempre piensa que ha hecho un gran esfuerzo previo, y siente la confianza como para creer, que cómo mínimo, el que quiera ganarte, va a tener que pelear mucho… En Frontenis, la sensación era totalmente distinta, ya que llegaba tras unos meses muy intensos compitiendo al máximo nivel en el MX Frontour codeándome con los mejores jugadores del Mundo, y era consciente que mi evolución en ese tiempo me daban el ritmo suficiente como para llegar en buen estado de forma y afrontar cualquier tipo de situación ante cualquiera, ya que, conociendo a todos nuestros rivales, sabía que en mis manos estaba el poder lograr el objetivo de la victoria… sabía que si jugaba como lo estaba haciendo, aún con el buen nivel de los contrincantes porque , no hay enemigo pequeño, la victoria sería para España. El único “pero” era que las finales de Paleta Goma y la de Frontenis eran el mismo día y una a continuación de la otra, y si se daba la situación de llegar a ambas, bien por físico, bien por algún factor psicológico (que un partido pudiera ser influyente en el otro), o bien por cualquier otra causa, no sabía si en dado caso, los técnicos iban a confiar en alinearme en las dos especialidades, por eso, fui muy consciente en todos los entrenamientos previos a la competición y me encargué de demostrarles que podían confiar en mí, que de verdad estaba preparado para afrontar esta posible situación.
Comencé la competición contra un rival muy complicado, el jugador Stephane Suzanne en representación de Francia. Jugador local, con el público a favor, con mucha condición física y jugador 100% de Paleta Goma, y además, con dedicación exclusiva durante varios meses a la preparación de esta Copa, todos ellos factores que hacían de un partido crucial para empezar con buen pie la competición. Lo cierto es que salí a jugar muy concentrado y pude desplegar todo mi juego, lo que me permitió conseguir la victoria con bastante autoridad. Al día siguiente, me esperaba Javier Nicosia de Argentina, sencillamente un mago de la Paleta Goma. Fue un partido de escándalo (para mí, el mejor partido del Campeonato, con el respeto a todo el resto de mis compañeros de selecciones que han jugado en esta Copa), con un claro primer set para él, y un segundo para mí, llegando a un tercero en el que ambos tuvimos alternativas, hasta llegar al 9 iguales. En este punto, una pelota la cual yo suelo atacar, resbaló en un adhesivo de la pared lateral, y en lugar de abrir, continuó por dentro y me dejó con el golpe preparado y sin ni siquiera poder reaccionar. Partido para Argentina, pero que me dejó de nuevo con muy buenas sensaciones. Este punto, a lo largo del Campeonato, le dio la posibilidad a Argentina de poder disputar la Final, porque lo que nadie esperaba (aunque yo intuía un partido muy cerrado), sucedió en el tercer partido de grupo, y es que Francia ganó a Argentina también en tres sets, pero no fue suficiente para eliminar a Argentina porque en el triple empate, fue valedero el dos cero en sets con el que España ganó a Francia. Mi último partido fue contra México quién no pudo ganar ningún partido y lo cierto es que logré una victoria bastante holgada y con ella certificaba mi pase a la Final. Mientras tanto, mis compañeros de Frontenis, ganaban sus tres partidos de grupo con mucha autoridad y desplegando un gran juego. Esta circunstancia, hizo que se cumplieran los buenos pronósticos que teníamos, y sólo quedaba que los Técnicos confiaran en que era capaz de disputar los dos partidos y disfrutar de ellos.
Por fin llegó el día con el que tanto soñé en todos los entrenamientos previos, y me sentí preparado para conseguirlo, por tanto preparé mi cabeza para cualquier situación que pudiera ocurrir. Me escribí en una hoja todo lo que debía hacer pasara lo que pasara con el primer partido, e intenté salir lo más concentrado posible.
La Final de Paleta se presentó con un Javier acertadísimo en el primer set donde no me dio ninguna opción, y un segundo set en el que tuve más oportunidad, incluso yendo arriba en el marcador con un 11 a 7, pero a lo que Javier respondió como lo que ya había sido la constante del juego, con bolones increíbles ante los que nada podía hacer. Consiguió darle la vuelta al marcador y ganar el partido de una forma clara y demostrando a todo el que estuvo allí y a los que lo pudieron ver por cualquier otro medio, que el calificativo de maestro y mago de la Paleta Goma, lo tiene bien merecido. Victoria justa y merecida para él.
Lo difícil venía a continuación, y era que después de encajar una dura derrota, tenía que ser capaz de borrar de mi cabeza lo sucedido, reponer en 15 minutos toda mi energía y enfocarme a un nuevo reto, con el hándicap de que los mexicanos se presentaban con ganas de revancha tras la derrota contundente que sufrieron en grupo contra mis compañeros Oliver y Pablo.
Como he mencionado antes, me había preparado para esto, porque entraba dentro de las posibles situaciones, y seguí a raja tabla lo que tenía programado. Muchos pensaron que había salido huyendo de la cancha por la humillación que había sufrido en la Final de Paleta, pero os puedo asegurar que nada más lejos de la realidad, ya que salí con la cabeza bien alta y con la tranquilidad de haber dado todo mi esfuerzo, y sabiendo que hubo un par de momentos en el segundo set, donde si Javier no hubiera estado tan exacto como lo estuvo, eso me hubiera permitido disputar un tercer set, y ahí hubiera podido pasar cualquier cosa. En fin… yo a lo mío y a pensar en lo que seguía.
Todo continuó como lo teníamos planeado con el equipo técnico, y salí a la Final de Frontenis con la cabeza totalmente en ese partido, y junto con mi compañero en esta ocasión Pablo Peñate, creo que hicimos un partido muy serio, y nos sirvió para ganar esta Copa, ante la pareja mexicana Chikis y Mau, y proclamarnos de nuevo, Campeones de La Copa del Mundo de Frontenis, como ya ocurriera en el 2005.
Con todo el respeto del mundo para los que allí estuvieron, y reiterando mis palabras en la entrevista oficial de la FIPV concedida en la finalización del partido. La alegría que sentí al acabar ese partido fue enorme por el escenario y el Título que conlleva este Evento, pero como allí dije… soy Campeón de la Copa del Mundo de Frontenis de 2013, pero no me siento el mejor jugador de Frontenis, porque los mejores jugadores de Frontenis a nivel Mundial, no asistieron a este Campeonato, y como son compañeros de lo que para mí es el movimiento de Frontenis más importante de la historia, todos los integrantes del MX Frontour, se merecen el respeto de no estar por detrás de mí en un calificativo tan grande e importante como es el de considerarse el mejor jugador de Frontenis de la actualidad. Y dicho esto, insisto en que respeto a los jugadores que allí estuvieron, con los que he convivido con total normalidad e incluso con mucha camaradería, espero que estas palabras no sirvan para avivar cualquier tipo de polémica, ya que es un pensamiento muy personal, y por el que pido también mucho respeto.
Para finalizar, agradecer todo tipo de felicitaciones recibidas de muchísima gente conocida y desconocida, por el buen campeonato en ambas modalidades que he podido realizar, y como no, agradecer enormemente el apoyo de mis compañero directos de ambas modalidades, Álvaro en Paleta, e Iván y Oli en Frontenis, que aunque en esta ocasión no pudieron jugar los partidos de finales, saben de sobra que el trabajo es de todos y que el triunfo es de todos por igual. También quiero mencionar y dedicar estos triunfos al resto de compañeros y técnicos de selección (en especial como siempre a mi padre y mi mujer que son parte de esta), al resto de mis familiares que siempre están ahí (mi hermana viaja a donde sea para estar siempre en estos momentos tan importantes), a todos aquellos que han estado trabajando durante meses y que por cuestión de plazas no pudieron estar allí físicamente pero si moralmente (Iván, Pau, Alvarito y Toni), y a todo aquel relacionado con este deporte, que aún sin saber que son parte de esto, si lo son, porque partido a partido durante los 35 años de mi vida, han sido parte de mi formación como jugador de Frontenis. Por último, dedicar también estos triunfos, a mis cuñados Moi y Gema, que pocos días antes de disputar las finales, nos dieron la gran noticia de que vamos a ser tíos!!!! Enhorabuena!!!!! Otro Frontenista más está apunto de nacer!!!!!

Leave a comment

Your comment